viernes, 24 de agosto de 2012

EL PALIO DE CAYETANO GONZÁLEZ PARA EL CALVARIO


Dentro de la etapa de renovación del paso de palio de Ntra. Sra. de la Presentación durante los años 50 del pasado siglo, se ejecutaron los bordados de saya y respiraderos en el taller de Carrasquilla, siguiendo la traza del polifacético artista Cayetano González, quien también trazó y ejecuto los varales y la parte de orfebrería de respiraderos.  

Sin embargo, hubo partes de aquel paso que salieron del lápiz de Cayetano, pero nunca se llegaron a plasmar en el terciopelo y el oro: se trata del proyecto de palio con el que completaría la reforma de este paso.
Sobre la base de una fotografía actual prodecente de la COMUNIDAD COFRADES (firmada por Francisco José), hemos realizado una foto-composición basándonos en el diseño  publicado en la biografía de Cayetano González de Ediciones Guadalquivir. Con dicho foto-montaje podemos comprobar como hubiera sido, aproximadamente, el palio de la Virgen de la Presentación de haberse ejecutado.

Como solía hacer el afamado diseñador, en el dibujo presentó dos alternativas o variantes, en esta ocasión cambiando en cada mitad del dibujo la forma y composición de los flecos.


Igualmente presentó dos alternativas totalmente diferentes en un mismo dibujo para el bordado del techo de palio, en el que una paloma en representación del Espíritu Santo aparecía en la gloria, rodeada de cabezas de querubines a juego con los que aparecen el la parte superior de las bambalinas.

2 comentarios:

  1. Viendo el diseño, recrea en cierta manera el de Rodríguez Ojeda. Es obvio que Cayetano González poseía un talento creador espectacular. Leía hace no demasiado que el elevado coste de la ejecución de sus diseños, que en gran número eran integrales para el paso en cuestión, retraía a las hermandades de acometerlos. Lógico dada la en muchas ocasiones delicada situación económica de muchas de ellas. Además comentaban que era esquivo a la hora de acordar y dar plazos de ejecución y eso era un factor en muchos casos determinante para muchas hermandades que en ocasiones tenían cierta necesidad perentoria de reponer objetos perdidos tras la guerra y en otros el deseo de mejorar cuanto antes el patrimonio.
    Llama la atención especialmente el diseño del fleco. Ya cada vez se ve menos por el consiguiente encarecimiento de la obra, aunque en los últimos años se han recuperado o recreado algunos que se habían perdido. Antes era más habitual el buscar la originalidad y personalización de esos trabajos. Pero ahora la norma casi habitual es ceñirse a muy pocos modelos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu siempre interesante aportación

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...